Nombre:
Lugar: Almería, Almería, Spain

jueves, abril 19, 2007

El final que merece.


Como no podía ser de otra manera, este Scudetto desangelado, desvirtuado y desangrado no vivirá un desenlace de pasión. El Inter jugaba ayer en casa, ante su más inmediato perseguidor, la Roma, con la oportunidad de ganar la Serie A matemáticamente con seis jornadas de antelación. Como líder invicto, absoluto y dominador, todo estaba preparado para la gran fiesta del título ... pero el Inter sacó a la luz sus defectos ocultos (o, para algunos, su histórica mentalidad perdedora) por primera vez en su país y aplazó los fastos para mejor ocasión. El Scudetto es suyo, pero no les vamos a admirar ni por la forma de sellarlo.
Mancini alteró la hoja de ruta por el medio y unas trazas de falta de ambición decidida (idénticas a las que vimos en Mestalla en Champions) hicieron el resto; renunció a los tres medios y dio entrada a Stankovic y Figo junto a Cambiasso y Zanetti, en un ofensivo intento de dotar a la línea de dinamismo y llegada. Pero el tiro le salió mal. De Rossi y Pizarro hicieron un gran partido y dominaron la zona ancha desde el principio. Sin balón, el Inter sufre, y sin referencia clara en ataque del rival, su defensa también.
La primera mitad fue romanista y al filo del descanso Perrotta marcaba un merecido gol. Trefoloni echó una mano a los preparativos inventándose un penalti que permitió a Materazzi empatar y sólo entonces Mancini dio entrada a Dacourt y buscó ganar por aplastamiento, ya sin Adriano y con Cruz en punta junto a Ibrahimovic. Pero Spalletti demostró que lo de Old Trafford fue un doloroso accidente, la Roma no sufrió y ganó el partido con un gol de falta de un renqueante Totti, completado con otro de Cassetti en el alargue.

Ya está en "zona Champions" el Milan, después de golear 2-5 al Ascoli en otra muestra del bajísimo nivel del campeonato. Em la primera media hora, el Milan ya había logrado cuatro goles, pero antes del descanso concedió dos a un equipo impropio de una Serie A que acusa bajas como las de Tosto, Quagliarella o Budan. Una gran arrancada de Ronaldo, que terminó en penalti, fue lo único rescatable del brasileño y casi de un partido amistoso.

Esta atípica jornada italiana correspondía a la aplazada por los gravísimos incidentes del Catania-Palermo de hace unos meses, y ha perjudicado a los dos equipos: los de Guidolin son quintos y el sueño de la Liga de Campeones se esfuma, y el Catania se aproxima al descenso y se convierte, dada su cuesta abajo evidente, en candidato a ello. Porque por detrás empiezan a apretar: nueva victoria en casa del Parma de Ranieri con dos goles de Giuseppe Rossi, Amoruso y Bianchi siguen tirando de la Reggina (en ausencia de Foggia, el otro bastión en ataque) que se salva sí o sí, y el Chievo, que a veces transmite la sensación de que ni siente ni padece, salvó un punto en el Olimpico y frena la gran racha de la Lazio.

Un último párrafo añadido por tratarse de un miércoles inusualmente cargado de partidos domésticos. La Premier tuvo choques aplazados y jugaban casi todos los grandes: el ManU ganó sin despeinarse al Sheffield pero sufrió otra baja atrás, la de Evra, que se une a las conocidas de Vidic y Neville, más la de Saha, en el momento decisivo de la temporada y con los duelos directos con el Chelsea a la vuelta de la esquina. Carrick, que sigue congraciado con el gol, y Rooney no dieron opción a la sorpresa; el Chelsea machacó al West Ham en Upton Park y casi condena a los "hammers", el Liverpool prolonga el fortín de Anfield ante un ultradefensivo Boro y el martes el Arsenal había ganado al Man City con otro gol de Cesc, más adelantado por las lesiones en ataque que han obligado a Wenger a meter un tercer medio centro, esta vez Diaby.
El Lyon emulando al Inter (si ganaba en casa al Rennes, era campeón) y un amistoso de Argentina, con los jugadores "locales", sin goles ante Chile fueron otros centros de interés. Basile confió en una media Ledesma-Belluschi-Sosa-Montenegro que empezó con fuerza pero no se supo imponer. La pareja "Principito"-"Rolfi" me hizo soñar, pero acabaron defraudando. Otra vez será.
Foto: Portada Corriere dello Sport

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger Jogo Bonito said...

@ Pedro

Te escribo sobre el West Ham-Chelsea disputado en Upton Park porque lo vi en Digital+.
Los 'hammers' consuman su tragedia. Extraño, ahí hay tíos para algo más: Lucas Nieill, Carlos Tévez, Benayoum, Ferdinand, Cocker o Boa Morte. Me parece que ese colectivo tenía equipo para haber aspirado a Uefa Cup. Buen gol de Tévez y dos golazos, los primeros de los 'blues' obra de Wrigh-Fhilips. 1-4 y los de Mou siguen mentiendo presión al ManU.


Un abrazo.

7:49 p. m.  
Blogger piterino said...

Totalmente de acuerdo. Hombre por hombre, los "hammers" deberían optar a la sexta plaza y parece que se vuelven a hundir en First.
Visto desde fuera, un río extraordinario en el que pecar: Lucas Neill, un defensa de primer nivel, Antton Ferdinand, creo que será mejor que su sobrevalorado hermano, el dinamismo de Reo-Coker, la zurda de Etherington, la calidad entre líneas de Yossi Benayoun (en España le conocemos bien), la fuerza descomunal de Harewood, por supuesto el "Apache", ...
Un saludo!

9:28 p. m.  
Blogger Javi said...

A mi tambien me parece que Ferdinand est´´a sobrevalorado, pero Anton ha bajado bastante su nivel respecto al año pasado, al igual que Reo-Coker. Realmente todos han estado mas flojos que el año pasado, cuando deslumbraban por su fútbol. El mejor ha sido Tevez, pese a no marcar muchos goles. Lo peor es que se desmantelara todo el equipo, otra gran hornada de jugadores jovenes que se va al garete en los hammers. Me da pena, es un equipo que cae bien, su aficion es de las mejores de Inglaterra y una de las que mas variedad de canticos tiene.

Saludos

12:46 a. m.  
Blogger hoeman said...

Mancini es un cagón de cuidado. A ver si los competidores del Calcio se ponen las pilas el año que viene.

El que aún va a tener suerte va a ser Ranieri, que gracias a la llegada de Rossi (muy buen punta) está viendo que puede salir del pozo...

1:19 p. m.  
Blogger zaragocista said...

Obivamente hay ganador desde hace tiempo en el Calcio, pero si el Palermo no se hubiera acobardado tanto el pasado domingo por ejemplo, el Inter estaría en crisis otra vez.

Yo creo que el Inter gana esta liga porque no quedaba otra. Pero el proyecto es normalillo, la plantilla muy amplia pero sin excesivos recursos, sobre todo en mediocampo. A mi no me gusta.


Saludos.

3:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home