Nombre:
Lugar: Almería, Almería, Spain

lunes, enero 29, 2007

Crecer entre amigos.


Entre todas las opciones que ofrece una mañana de domingo, compartir buenos amigos y buen fútbol es, sin duda, la mejor de todas. Y como a todos nos emociona por igual el fútbol de élite que el de barrio, el hueco para el AA.VV. San Antonio es más que merecido.

La Superliga de fútbol-sala es un torneo peculiar porque supone la antesala de la dedicación. Detrás tiene a las categorías municipales, y justo delante lo más parecido al profesionalismo, aunque sólo sea por los presupuestos y los desplazamientos. Así que posee lo mejor de cada mundo: del fútbol aficionado, la emoción, la sencillez y la cercanía; del profesional, el nivel competitivo elevado.
Ayer jugaban en Ciudad Jardín los dos primeros de la Superliga almeriense, el Muebles Mago y el San Antonio, con un gran ambiente para la categoría. El partido fue un canto al fútbol-sala bien jugado: marcajes férreos, rotaciones constantes, porteros sólidos y mucha igualdad. Como ya dijimos que íbamos a encontrar ingredientes de todo tipo, los hubo deliciosos, de ésos que sólo aparecen en los torneos entrañables y tradicionales: los entrenadores fregando el parqué antes del partido por una gotera, el árbitro llegando tarde desde Granada, un jugador que se va del partido mosqueado porque le han cambiado, otro que lo interrumpe mientras se quita un pendiente, …

El San Antonio perdió 3-2, quizá injustamente, con la sensación de no haber manejado bien sus recursos y el tiempo del partido; y de paso, se dejó el liderato.
Pero lo importante, y lo que realmente merece ser contado es cómo un grupo puede crecer desde la ilusión y la amistad hasta competir de igual a igual con bloques soberbios con la mente y las piernas puestas en la categoría siguiente.
Todo empieza por Dani, una auténtica “montaña” en la portería, que no deja pasar ni la humedad; Alberto es la experiencia, un “toro” que se las sabe todas imposible de lidiar, Juanjo es la excelencia y el saber estar, su hermano Elías un chicle pegajoso al que no te puedes quitar de encima y Juan Antonio es un comodín de mil disfraces: si necesitas un defensor sobrio, un refresco en la transición o un apoyo en ataque, recurre a él. El alma espiritual del equipo es Rafa, un futbolista encerrado en el cuerpo de un atleta que lidera a todos; como le sobra físico, velocidad y potencia por todos lados, le da tiempo a hacer de todo en un partido. Claro que todo es un poco más sencillo si se añade Martos, un jugador al que, de no ser por su brillante carrera en el mundo de las finanzas, deberíamos estar analizando en mi otro blog.
Entrarán entre los dos primeros seguro y merecen todo el reconocimiento, por la ilusión que ponen, porque tienen nivel y, sobre todo, porque son mis amigos.

5 Comments:

Blogger Elías said...

Estimado amigo Pedro:

Aparte de la gran calidad literaria que expones en cada uno de tus artículos, de que cada vez que escribes es como un nivel más que subes en tu gran estatus como cronista deportivo, has conseguido emocionarme de manera superlativa.

Nuestra gran amistad desde la niñez nos hizo pedirte el favor de que un experto como tú viniera a observar y a analizar un partido de fútbol amateur, que ciertamente es una liga de gran nivel, ya que la siguiente liga lleva al semi-profesionalismo, en donde todos los jugadores cobran valiosas sumas por hacer lo que más les gusta. También es cierto que muchos otros equipos de la superliga pagan a sus jugadores, que no es el caso de la A.VV. San Antonio, el cual siempre ha estado luchando por no descender, hasta que desde el año pasado nos juntamos un gran grupo de amigos (todos ellos nombrados por ti en tu artículo), y hemos logrado elevar al equipo a la élite.

Quizás lo más importante no es el puesto en el que estamos, ni siquiera cómo juguemos, sino los compañeros que compartimos esos momentos de gran competición. Todo eso nos une más, y por eso me siento orgulloso de haber crecido con estos amigos, incluido tú Pedro.

Un abrazo y espero verte más en los partidos.

1:19 p. m.  
Blogger zaragocista said...

Chapeau, hay que quitarse el ombrero de verdad. Me he emocionado y todo con la historia. Enhorabuena Elias, a ti, a tus amigos, y sobre todo a Piterino.


Saludos.

5:47 p. m.  
Blogger javi said...

ke gran hsitoria, de algun modo me siento un poc identificado, aunque a un nivel infinitamente inferior y debido a mi excasa calidad jaja, siemrpe he tenido que jugar en equipos de amigos, de estos de instituto, aunque no puedo quejarme de mi bagaje..hace dos años jugando de cierre en mi segundo año de cadete 20 goles en 15 partidos. el priermo de juvenil lo note y en vez de goles (7), sume tarjetas (11 amarillas y 3 azules)..este año no hemos podido formar equipo en el isntituto a peticion del directo por quejas de la diptacion asi que nos conformamos con un torneo nocturno de aki de salamnca que quedamos 2º. mi bagaje fue una azul directa y un gol (con la mano). voy bajando el nivel pero cada dia me gusta mas este mundo de futbol y amigos.

sensacional una vez mas piterino!

7:23 p. m.  
Blogger Paco Casal said...

Gran historia Piter. Haber, ya que me recomendo a todos esos jugadores, mañana mismo me voy para alla, haber si represento alguno y me lo llevo para jugar en el Real Madrid o en el Athletic. Con gusto tambien lo llevaria a usted Piter.

Saludos Capo!

Pregunta: Apareces en la foto Piter?

6:09 a. m.  
Blogger piterino said...

@elías
Muchas gracias, Eli, tú me has emocionado con tu réplica.
A ver si seguís hacia arriba, os lo merecéis.

@zaragocista
Gracias!

@javi
Siempre he creído que en su sencillez y en que a todos nos evoca grandes gestas personales está el exito mundial del fútbol.
Yo algo jugaba, y era muy táctico y defensivo, jeje.
Un saludo!

@paco casal
Pues aquí tiene materia prima de calidad, capo, una vuelta por Almería no le vendría mal.
Sí, sí estoy en la foto ...
Un saludo!

10:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home