Nombre:
Lugar: Almería, Almería, Spain

domingo, febrero 11, 2007

Dale Boca que no ha pasado nada.

Así, como si no hubiera pasado nada, arrancó Boca Juniors el Clausura 2007. Después de perder tan dolorosamente el Apertura en diciembre, con las dos derrotas ante Belgrano y Lanús y la histórica final con Estudiantes, el club xeneize abre una nueva etapa de la mejor manera: respirando hondo, demostrando determinación y confianza recobrada, además de nuevos valores en los que apoyarse.

Puede que Banfield no sea una piedra de toque exigente (el Taladro no tiene nada que ver con el equipo que sorprendió hace dos años en Libertadores), y seguro que por un partido no se pueden extraer conclusiones con fundamento, pero lo cierto es que no se vio un Boca herido, renqueante o que acusara aún ningún golpe. Russo ya había anunciado el equipo y otorgado la manija al joven Ever Banega, lo que supone un paso más en la dinámica eterna de relevo generacional en el fútbol argentino (ya se fue Gago, ya debuta Banega). El joven medio cumplió con creces; sencillo y clarividente en la entrega, siempre en constante movimiento, bien apoyado y sincronizado con Battaglia. Otro que debutó con notable alto fue Ortemán; los locutores argentinos le preguntaban al final del partido cuánto tiempo llevaba jugando en Boca, porque fue el "pulmón", marcó el ritmo en las transiciones, se asoció con todos y hasta hizo un gol.
Pero si alguien brilló con luz propia, ése fue Neri Cardozo: abrió pronto el marcador (con un beso al escudo de Boca que casi parecía más un reproche a Russo, que no lo tenía por intocable) y formó una sociedad brillante con Morel en la izquierda, abriendo la sangría del Taladro justo por ahí.
El equipo de Boca lo completaban Palacio y un adormecido Palermo en punta; y por detrás, Ibarra, Díaz y un acelerado Maidana. Bajo palos debutó Caranta, y aunque no tuvo casi trabajo, dejó un par de indecisiones por arriba que no gustaron nada.

Total, que un once equilibrado, serio y con arrebatos de clase de Cardozo se fue al descanso con 0-3, sin necesidad de desgastarse ni llegar a ponerse nervioso. Urrutia ya sufrió las iras de la afición (¡en la primera jornada!), y es que Banfield no dio sensaciones de cohesión ni arriba (algo de Andrizzi, alguna carrera de Cvitanich, y nada más), ni mucho menos atrás, donde el 2X1 por la izquierda (Galván fue un horror) abrió en canal las costuras defensivas.
Cardozo haría después el cuarto para poner la guinda a su partido y el de todo Boca, y daba la oportunidad a Marioni de aumentar la nómina de debutantes.

Esperando el debut de River y Estudiantes, Boca empieza bien, muy bien. "Dale Boca, que no ha pasado nada", gritaba la Doce en la grada ...

3 Comments:

Blogger tiancai2080 said...

hello! A Good News,google introduce a very user-friendly browser,Free download Quickly,Please visit my blog thank you

7:52 p. m.  
Blogger Txomin said...

El continuo goteo de jugadores que viven equipos como El Boca o el Ajax sería una perdición para muchos equipos, que se desestabilizarian. En cambio, estos siempre sacan a alguien, y intentan sacar beneficio de una situación que, en principio, no parece favorecerles. Vendran de allí muchos más Gagos, y ellos seguiran en la élite de su país.

Por cierto, espectacular la racha del Inter, que va como un tiro a romper marcas. Lo mejor de todo, que Adriano esta cogiendo su forma.

PD: estamos bien jodidos aquí arriba. El equipo de mis amores casi en segunda perdiendo contra el Madrid (injustamente) y los de alau notando el aliento del descenso. Menos mal que esta Osasuna para dignificar un poquito nuestro futbol

11:56 a. m.  
Blogger piterino said...

Los "de al lao" somos el Athletic, y la verdad es que estamos otra vez mal. Muchos se relajaron en exceso tras ganar en Donosti y ahora mira ...
La verdad es que es una pena la situación del fútbol vasco.
Un saludo!

9:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home